lunes, 8 de diciembre de 2008

Fullmetal Alchemist


Irónico, no? Tengo que venir hasta Buenos Aires, para conseguir la edición de Norma que edita en España de FMA. Por qué?? No se. Pero tendría que ser al revés, ya que donde yo vivo, queda infinitamente más cerca de España que la vieja Argentina... Pero basta de intros pedorras.

Fullmetal Alchemist sitúa su acción en un contexto histórico alternativo, a principios del siglo XX en Amestris, un ficticio país situado en algún lugar de la Europa central. Los protagonistas son los hermanos Elric, Edward y Alphonse. Su padre, un reputado alquimista, los abandona cuando aún son muy niños para irse a combatir en la guerra contra la nación enemiga de Amestri, que se opone a la alquimia. Tras la muerte de su madre Trisha, los dos hermanos intentan revivirla mediante la alquimia, sirviéndose de la “transmutación humana”, un procedimiento considerado como tabú entre los alquimistas.

El intento, sin embargo, acabará mal, haciendo que Edward pierda la pierna izquierda y Alphonse casi todo su cuerpo. A pesar de ello, los dos hermanos proseguirán su labor haciéndose Alquimistas del Estado, e iniciarán la búsqueda de la mítica Piedra Filosofal, la cual supuestamente podría devolverles sus cuerpos mutilados.

FMA también tuvo su versión en anime debido a su enorme éxito en todos los países a los cuales llega. Sin embargo, como pasa cuando se anima un manga que todavía no está terminado, su versión animada difiere bastante en algunos puntos de la historia.
También tenemos la magnífica película animada FMA: The Conqueror of Shambala, que se situa después del anime.

En su japón natal FMA ya alcanzó su tankoubon #20, donde también se anunció oficialmente la realización de un nuevo anime.

Fullmetal es una gran serie que recomiendo al 100% para pasar un buen rato.

1 comentario:

José Alfonso dijo...

Jeje, ya te expliqué una vez, creo, lo de porqué es más fácil conseguir en Argentina cosas editadas en España que conseguirlas en Finlandia. Es por el idioma, básicamente. En Finlandia no hay la cantidad de hispano-lecto-escribiente-hablantes que hay en Argentina, por eso no resulta rentable a los editores y distribuidores de España enviar o editar libros en español en Finlandia. Sin embargo, en Argentina hay un montón, millones, de conocedores del castellano, y sí resulta rentable (aunque no tanto como en España, me temo... ¡el nivel de compra de libros y de cómics en Argentina aún es más bajo que el de España! eso es algo que Argentina debe mejorar).
Un saludo!