sábado, 6 de febrero de 2010

Mi sillón nuevo

He deseado tener este tipo de sillón desde que me mudé a Finlandia. Es cómodo y es grande. Podría decirse que es un paraíso para mi culo. Cada vez que me siento a ver una película o a leer algo, es una sensación cuasi-orgásmisca :P

Solo hay un pequeño problema. Desde que tenemos este sillón, no puedo leer por las noches. Ya que es tan cómodo que inmediatamente me quedo dormido...

2 comentarios:

José Alfonso dijo...

"Un paraíso para mi culo"... jajaja!
Felicidades, si uno no puede estar cómodo cuando llega casa después de trabajar, ¿para qué mierda sirve la vida?

Saint dijo...

Soy todo un poeta, no?? :D

Es cierto, hay que saber apreciar las pequeñas cosas de la vida.