jueves, 31 de marzo de 2011

Sobre mi relación con la tecnología...

Es hora de aceptarlo. La tecnología y yo no nos llevamos bien.
Siempre -y no estoy exagerando- siempre que compro algún electrodoméstico nuevo (ya sea un nuevo microondas, lavarropas, lavavajillas o una nueva laptop) hay algo que no funciona.

Empecemos con los ejemplos. El microondas: Cuando lo compramos funcionaba bien. No pasó mucho tiempo que lo tuvimos que llevar al técnico, ya que por alguna razón se prendía sólo. Cuando nos lo devolvieron arreglado nos dijeron que le habían cambiado no sé que cosa y que debería funcionar bien. Bueno, al día de hoy alguna que otra vez se prende solo...

El lavarropas y el lavavajillas, recuerdo que una vez decidieron ponerse en complot contra nosotros y dejaron de funcionar por una semana. Y mejor no recordar como fue esa semana.

Por alguna razón misteriosa la aspiradora cada vez que la usamos desprende un tufillo que no sabemos de donde viene, ya que la he abierto y no he encontrado nada fuera de lo normal.

El último episodio, o mas bien el más reciente, fue esta semana cuando compramos una nueva laptop y como todas las computadoras nuevas, todo debería funcionar. No?? Bueno, pasó que internet funcionaba a medias. Algunas páginas funcionaban y otras no. Recién hoy, después de llevarla a un amigo (un matemático) que sabe muchísimo sobre computadoras y después de buscar por días algún tipo de solución en los foros de mozilla, microsoft y Windows 7 pudimos solucionar el problema. Que resuelta era una tontería de desabilitar una opción que no es compatible con la marca de la PC que me compré y la configuración de la red de la universidad que usamos...

En fin, todo este post para decir que estoy podrido de que las cosas no funcionen como deberían.

2 comentarios:

José Alfonso Pérez Martínez dijo...

A una amiga mía sabes lo que le pasa? se le rompen las cosas pero no del todo, sino a medias, es curioso. La lavadora, por ejemplo, sigue funcionando, pero sólo en algunos programas, y así le ha pasado con un montón de aparatos!

Saint dijo...

Hay veces que nuestra lavadora decide no prenderse :P